Si he tenido coraje para vivir en la oscuridad

como la llama de una vela

necesito más valor todavía

para que esa misma llama se apague

y vivir con cierta paz de espíritu

para que la realidad de mi mundo

se transforme en una gran llamarada

en la que toda esa energía no se extinga nunca

y que por sí sola alumbre mi eternidad.

Así me declaro

como el valor que tiene mi persona en especial

y que por sí solo no lo hubiese conseguido

y no hubiese sido un sueño que se convirtiese en realidad

todo gracias a la ayuda de los que me quieren.

Me hayan prestado y apoyado

para que mi historia tuviese un final feliz.

Es mi deseo

extrapolándolo muy variados

y diversas historias similares

concretamente y en particular

tantos casos similares

y especiales que se dan de manera individual.

A través de los tiempos

en el devenir y derroteros

que hay como tantas personas

en todo el mundo.