Tiempos remotos para vivir al raso

protegidos por los espacios naturales y artificiales

como explosión de fuegos fatuos

entorno a todo vestigio de vida

con preferencia y competencia de unos hacia los otros.

Soledad y compañía

acoplados en ciudades eternas

todas marcadas con un sello propio

en un destino sin fin en todas sus fases evolutivas.

Fuego creativo en lo eterno

en grupos o a nivel individual

de un principio de vida y un final

que deriva en un juego eterno

con un paso inmediato de vida y muerte

cambios de una naturaleza perenne

cabalgando en un juego de luces y sombras.

Realidad de realezas

devorando al comer

de una forma creativa

quedando al descubrir

el provecho que supone una larga digestión.

Materia y espíritu

dos caras de una misma moneda

todo se define en la diversidad

efectiva y selectiva juntas

derivando al camino de una potente biología.

Misterios con afán de creer

para así que los ojos por dentro y por fuera

llenando todo este espacio

de todo tipo de piedras preciosas

con apoyos de todo tipo de verosimilitud.

Estamos a salvo de todo tipo de peligros

mundos que aparecen y desaparecen

en un afán de superación

tiempos pensantes mientras haya cierto vestigio de vida

dolores y gozos que se sobreponen

mientas hay vida, hay grandes esperanzas

lucidez que empaña los ríos en espejos expectantes.

Todo se vence, nada es imprescindible

mientras el magma que une los extremos del circuito

se cierre con éxito.

Esfuerzos para que se sobrecojan en todo y para todo

toda una serie de voluntades

codo con codo

en un progreso común de superación

toda un panoplia de protecciones

caminando a la par con destino, alimento de alma y cuerpo

fuerzas invisibles para alcanzar el milagro de la vida

conceptos formados por ciudades eternas

viviendo en casa de papel en sus momentos presentes

que surja de un vida en común

vida que comparten las hormigas en los hormigueros

trabajando hasta la extenuación.

Calderas de aceite que construyen y destruyen

en una tregua sin fin y sin gas

para una correcta estabilidad.

Todo es un milagro para bien o para mal

honor que se vuelve miel

en sucesores de gran idiosincrasia

líneas de sucesión que generan amores de piedad

orden que genera cambios

y desorden que desemboca en el caos

y así poder volver a edificar.

Mientras tanto, unos viene y otros van

como todo tipo de gente

viviendo en una sinfonía musical.

En conclusión

el deber cumplido es señal de paz

que con amor se paga, y que da paz junto a la libertad