Estimulación cognitiva

La estimulación cognitiva es una herramienta utilizada por los psicólogos para rehabilitar, en la medida de lo posible, a las personas que padecen un deterioro en sus capacidades cognitivas.

Se trata de un tipo de intervención no farmacológica y mediante este tipo de estimulación, las capacidades que dichas personas con deterioro aun conservan se ven potenciadas y es más difícil que estas se pierdan si se ponen en práctica de forma constante, así como intentar recuperar aquellas perdidas. Esto se ve facilitado gracias a la capacidad cerebral conocida como neuroplasticidad, que forman nuevas conexiones y fortalecen las ya existentes.

Gracias a este tipo de intervención podemos actuar sobre el razonamiento, la memoria y otros aspectos como el saber relacionar conceptos que tengan algún tipo de unión (mismo campo semántico, sinónimos, antónimos), poner a los sujetos en situaciones cotidianas y que piensen acerca de cómo las resolverían.