¿Qué nos distingue?

Fijamos nuestra atención y orientamos nuestra acción hacia la persona, no hacia “su enfermedad”. Entendemos que los diagnósticos no son más que etiquetas que sirven para que los diversos profesionales tengan un lenguaje común. La persona es lo que cuenta, no sus diagnósticos, los síntomas y la manera cómo son vividos son lo que determina cómo esa persona se siente, se desenvuelve y se relaciona. Nuestra mirada se  fijará en sus recursos, cualidades y potencialidades internas para posibilitar que afloren y entren en acción al servicio de su propia recuperación y bienestar.

Fijamos nuestra atención y orientamos nuestra acción hacia la persona, no hacia “su enfermedad”

Nuestro trabajo, centrado en la persona, es interdisciplinar y está basado en el establecimiento de una relación de ayuda con ella, con el acento puesto en la dimensión educativa, cuyo fin es que logre una actividad autónoma en todos los campos posibles de acción, y cuyo principio esencial es que cada sujeto sea capaz de autodirigirse, de automanejarse.

Para ello, todo los profesionales de Mentalia Puerto nos esforzamos en desarrollar cualidades positivas como son la empatía, la calidez, la comprensión y la aceptación, necesarias para promover el bienestar y mejorar la salud mental, así como la rehabilitación e integración social de nuestros usuarios.

Atendemos simultáneamente dos ámbitos de actuación, uno que se ocupa de los procesos de intervención con personas concretas en situaciones difíciles, que son individual y cuidadosamente tratadas, y otro más general, interviniendo a la vez en un colectivo desfavorecido que requiere ser normalizado e integrado en la sociedad.

Garantizamos además la adecuada coordinación con los servicios de salud mental y de atención psiquiátrica del sistema sanitario.