Nos ocupamos de personas con trastorno mental grave que presentan problemas en su funcionamiento psicosocial, es decir, que tienen serias dificultades para llevar una vida autónoma y necesitan de la ayuda de un equipo que les preste una atención integral, continuada y multidisciplinar.

Nuestra misión es la estabilización de su salud mental y ofrecerles la posibilidad de que adquieran y mejoren las habilidades necesarias para aumentar y consolidar su autonomía a todos los niveles, funcional, personal, familiar, social y laboral.

En definitiva, nuestro reto consiste en ayudarles a que su vida sea más fácil y a que sean felices.

Visión

Hemos avanzado mucho en los últimos años en el tratamiento de las psicosis y otros trastornos psíquicos. Pero, generalmente, se tiende a considerar la necesidad constante de tratamiento de especialistas (modelo clínico) o bien a depender de los servicios sociales (modelo asistencial), resultando que, de cualquier manera, las personas con enfermedad mental son emitidas a un papel pasivo, y por lo tanto percibidas como “responsabilidad de otros”.

Por ello, tomamos medidas para cambiar la visión que se tiene del enfermo mental como un ciudadano pasivo, dependiente, que es una carga, por un modelo de ciudadano activo, potencialmente útil, que tiene mucho que aportar a los demás. Devolvemos la palabra a la persona con enfermedad mental para que su integración social sea verdadera.

Podemos decir que:

Somos el modelo más efectivo, innovador y reconocido en el campo de la rehabilitación en salud mental.

Logramos los mejores resultados posibles en el tratamiento individualizado con la máxima satisfacción de nuestros usuarios y sus familiares.

Disponemos de los mejores profesionales, con la mayor vocación e implicación mediante la satisfacción, motivación personal y profesional y el establecimiento de medios y canales de participación, formación e información.

Somos la organización que más desarrolla la promoción de programas de prevención y educación, así como la lucha contra el estigma y la discriminación de las personas afectadas por trastornos mentales.

Valores

Nuestra intervención es un proceso abierto, porque el individuo es un ser inacabado que se realiza en el seno de estructuras sociales, culturales y económicas. Aspiramos a un determinado modelo de sociedad y ponemos los medios para caminar hacia su trasformación estructural, generando cambios de actitudes, asimilación de valores, incorporación de hábitos y aprendizajes encaminados a la realización de la persona. Por su carácter intencional es consciente y persigue unas metas muy claras de promoción humana y social.

Nos basamos en los valores humanos universales, como son la verdad, el amor, la acción correcta, la paz y la no violencia.

Potenciamos el derecho a decidir de nuestros usuarios sobre su propio tratamiento biopsicosocial así como en todos los aspectos diarios que le conciernen, en el ambiente menos restrictivo posible.

Restablecemos y velamos por sus Derechos, preservando su intimidad y potenciando su espacio vital y personal.

Como organización buscamos la excelencia, nos basamos en el compromiso por la calidad e innovación, la mejor capacitación y formación de nuestros profesionales y la apuesta por la mejora continúa, todo ello en un marco de estricto cumplimiento de la legislación vigente.