Hoy hablamos en el blog  de Psicología Positiva sobre la emoción del Amor.

El amor es una emoción compleja porque implica otras emociones como la alegría, el entusiasmo. El amor nos conecta con otras personas y  es fundamental en la naturaleza humana. El amor es la experiencia de entusiasmo y alegría en la interacción o implicación con los demás, es una fuente importante de apoyo social, incrementa el bienestar y protege a las personas del estrés y enfermedades y alivia la ansiedad. Cuando sentimos amor se viven estamos momentáneos de dicha y alegría.

Amar implica encontrar plenitud y placer al estar con otra persona, nos ayuda a desarrollar nuevas habilidades, actitudes, recursos, fomenta la capacidad de crecimiento personal. Sentirnos amados es una fuente de satisfacción de numerosas necesidades psicológicas, en general, nos sentimos aceptados, comprendidos y tenemos una sensación de unión con el otro.

No existe una sola definición de amor porque hay diferentes tipos de amor, como por ejemplo el amor romántico o apasionado y el amor compasivo. También hay amor maternal, paternal, fraternal (entre hermanos), de amigos; todos son diferentes.

El amor romántico o apasionado está lleno de entusiasmo y anhelo, sin embargo a su vez se incluyen sentimientos de ansiedad, desesperación, soledad, miedo. El amor apasionado implica un intenso deseo de unión con la persona amada, calidez, ternura y contacto sexual.

El amor compasivo es menos intenso que el amor romántico pero implica compromiso e intimidad social y personal, y aunque no es sexual, también supone interés, calidez y preocupación por el otro.

La capacidad de amar y cuidar parece ser innata, nos ayuda a reducir el estrés y a aliviar la ansiedad, promueve la regulación de nuestros propios estados afectivos, aumenta la confianza.

Como hemos dicho anteriormente, el amor está lleno de emociones, sensaciones, sentimientos positivos, sin embargo también está cargado de otras sensaciones