Oh, tú eres blanca paloma

Adornada de guirnaldas

De florecidas andanzas

De hidalgas lontananzas

Que vistes púrpura y oro

Acaecidas con decoro

Jamás me olvidaré de ti

Fiel a tus pensamientos

y llevándote como un sol

en el fondo de mi corazón

que aviva el viento

oh, tú eres blanca paloma

maravilla del cielo

con mi alegría bajo la luna

para ponerla a tus pies

pretendo y siento

gracias por tu amor hasta el fin.

En el pórtico de gloria

Entrarás como mi novia

Como la flor de una rosa

En el Jardín del Edén

Oh, tú eres blanca paloma

Te doy toda mi valentía

En muerte y vida

que en ti confía.